• Kevin Nafte

Detrás de toda empresa, hay una historia: hoy te contamos la nuestra.

Updated: Sep 11

Trabajar es un honor. Trabajar en lo que uno ama es un privilegio. Y hacerlo con gente creativa, talentosa y que comparte tus valores, es un sueño.


YVY Life Sciences es parte de un camino para sus fundadores, Andrea y Kevin. Pero ese camino no siempre estuvo tan claro y que todas esas piezas armaran lo que es YVY hoy, es maravilloso de narrar. Pero aún más: es esencial para entender el por qué de lo que hacemos, la fibra misma de la empresa, y el lugar hacia dónde vamos.


Andrea (uruguaya) y Kevin (sudafricano) se conocieron en Israel. Ya el origen de YVY es

intrínsecamente multicultural y global. Durante muchos años, Kevin y Andrea trabajaron en microfinanzas, con refugiados, con inmigrantes. Esa experiencia se deja entrever en todo lo que hacemos en YVY hoy, en nuestra preocupación por el lado humano del cannabis medicinal, desde los productores hasta los pacientes, pasando por los científicos, médicos y expertos.


Para llevar adelante una empresa como YVY se necesita sin duda experiencia y conocimiento, y eso se adquiere durante una vida entera: nuestros fundadores saben de economía, operaciones, finanzas, gobierno, diplomacia. Vivieron en Sillicon Valley así como también en una pequeña granja de cannabis en California.


El ingrediente que empujó a Kevin y a Andrea a investigar sobre cannabis medicinal y eventualmente a fundar YVY tiene mucho que ver con la necesidad de manejar la artritis psoriásica de Kevin sin los efectos secundarios no deseados de los fármacos tradicionales. Andrea sabía de extractos, ambos de cannabis. Era cuestión de tiempo comprobar que esta planta única escondía los secretos de la salud de Kevin y que compartir sus beneficios con el mundo sería la misión de la empresa que fundarían.


En el 2018 Kevin y Andrea se mudaron a Uruguay, el primer país en legalizar el cannabis en el mundo. Tuvieron su primer hijo e hicieron del país rio platense su hogar y la base desde donde catapultar a YVY Life Sciences hacia el mundo. Juntaron fuerzas con inversores, principalmente el argentino Facundo Garretón, y sumaron técnicos, como el Ing Agr Leandro Martinelli, quien se encarga de capacitar a granjeros que ya trabajaban en producción orgánica. La primera cosecha en Uruguay, de un solo invernadero, fue en octubre del 2018. En abril 2020 la cosecha, esta vez comercial, ya se extendía a tres granjas. Hoy estan trabajando con 11 granjas.


La mirada siguió siendo la misma: global, enfocada en la calidad pero sin descuidar lo social, con el ser humano (el productor, el paciente) como centro, y con el cuidado del medio ambiente como constante. Entendiendo la trayectoria de estos dos emprendedores, lo que los motiva y empuja, los principios por los que se rigen, está claro que la misión, visión, y valores de la empresa no son clichés sino la esencia pura de un modo de vida y la cristalización de décadas de vivencias. YVY se apoya en

una concepción muy clara del mundo, donde las personas toman control de su propia salud, la naturaleza es valorada, y los negocios se conciben como justos y sostenibles. YVY es más que cannabis medicinal, y es esa fuerza la que empujará a YVY a desarrollar lo mejor, para todos quienes lo precisen, hoy, mañana y siempre. Estás invitado a ser parte del camino: como productor, técnico, inversor, usuario, aliado, amigo. O simplemente como curioso. Te contamos nuestra historia (y nuestras historias) para que seas parte de ella. Acercate y hablemos, hay mucho para hacer juntos.


224 views

© 2019 by YVY